Blog

Gestión de Proyectos Servicios Tecnología

¿Se mantendrán los legados on premise o todo mudará a la nube en unos 10 años?

Esta es una buena pregunta que toda empresa chica o grande se hace ante la gran decisión de invertir en migrar su infraestructura a la nube. En realidad, el implementar el cloud computing, que es como se denomina en el mercado, es una decisión que no es fácil de asumir ni de responder porque no existe una respuesta única. Va a depender de una serie de variables, como por ejemplo: 

  1. La capacidad e infraestructura del área de TI de tu empresa que permita adaptar y adoptar los cambios presentes y futuros. Recordemos que el cambio tecnológico tiene una vigencia de 5 años. 
  2. El nivel de madurez de sus procesos (ordenamiento) y gobierno.
  3. El tipo de soluciones que maneje cada organización.
  4. La data de sus clientes, así como los contratos relacionados sobre protección de datos.   
  5. El nivel de seguridad en el que sean capaces de invertir para salvaguardar información propia o la de sus clientes. 
  6. La capacidad de reacción que puedan tener para rentabilizar con personal que suele estar aproximadamente entre 1 año y 2 años dentro de una compañía (perfiles TI). 

En la actualidad, dentro de los servicios del cloud computing no sólo tenemos al PAAS, SAAS y DAAS que se encuentran consolidándose dentro del mercado, sino que ahora tenemos otras decisiones que tomar en torno al número de proveedores de nube o de cómo distribuir tu información (multicloud o cloud distribuido), a la forma de programación (cloud nativo) y todas las posibilidades exponenciales que obtendremos al mezclar todas estas opciones tecnológicas y algunas otras variables adicionales (inteligencia artificial y computación cuántica).

Otra gran pregunta que las empresas siempre se hacen es “¿qué proveedor de nube debo contratar?” Nuevamente aquí la respuesta va a depender de lo que buscas: reducción de costes, seguridad, accesibilidad, funcionalidad cloud pero on premise, entre otras variables que nos harán decidir ir por la nube Azure (Microsoft), AWS (Amazon) o la de Google. 

Finalmente, contestaremos a la pregunta inicial, ¿la funcionalidad on premise se mantendrá o todo migrará a nube en 10 años? La respuesta es incierta, no cabe duda que operar en la nube conlleva muchos beneficios y muchas empresas apostarán por esta tecnología,  pero todo apunta a que aún tendremos legados on premise debido a que existe información que “deberá” manejarse en infraestructura física, propia y privada por lo sensible de la misma en algunos sectores (por ejemplo, bancos y el estado). Este término “deberá” se mantendrá al menos hasta no contar con una sólida ciberseguridad. Es por ello que debemos aprovechar estos años para incorporarla dentro de este proceso de cambio, transformando el conocido DevOps en DevSecOps

Desde TAU Consulting, les recordamos que para gestionar este tipo de proyectos no sólo es necesario contar con perfiles técnicos sino también tener una visión de producto y servicio de cara al cliente final y un líder que integre ambos mundos asegurando que su proyecto y su transformación digital sea realmente exitoso incluyendo roles como el agile, arquitectos de desarrollo, el de procesos y negocio, el de experiencia al cliente, el de seguridad y por qué no, también el de data science en caso de potenciar y explotar la data que se tiene almacenada sea en on premise o en la nube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *